Qué es el Veganismo?

Según la definición que se puede encontrar en Wikipedia: “El veganismo​ es la práctica que rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal”. Esto se puede modificar levemente para que, sin perder el significado, sea aún más fácil de entender y recordar:

“El veganismo es un estilo de vida que rechaza la explotación animal”.

No obstante, esa definición puede mejorarse:

“El veganismo es un estilo de vida que rechaza la explotación animal, tanto como sea verdaderamente posible”.

Esa edición es necesario realizarla ya que, por ejemplo, es sabido que todo cultivo tiene algún impacto negativo sobre animales, pero algo necesitamos comer y, los alimentos de origen vegetal, por más daño que le causen al medioambiente y/o a los animales, son las opciones menos dañinas con las que contamos actualmente, ya que la alternativa es comer sólo productos de origen animal y, vaya sorpresa, los animales comen comida de origen vegetal, por lo que no tenemos forma de evitar esa parte de la cadena de consumo.
Eligiendo productos de origen vegetal, ahorramos tanto alimento como para acabar con el hambre en el mundo (ver cálculo y fuentes), quitamos al intermediario (el animal), le evitamos sufrimiento a dicho animal, disminuimos el impacto medioambiental que generamos con nuestro consumo, y nos nutrimos sin incorporar colesterol ni altas cantidades de grasas saturadas.

Veganismo y Antiespecismo: Son lo mismo?

El especismo es la discriminación arbitraria en base a la especie de un ser, algo que nos han inculcado desde muy temprana edad: “el ser humano es la especie dominante del planeta, todo el resto está por debajo, a su merced”.
A su vez, el resto de las especies también se ve sujeta a una clasificación de “superioridad” entre ellas: comemos vacas pero no perros, matamos arañas sin preocupación alguna pero ni soñaríamos con aplastar con nuestro pie a un pequeño e indefenso gatito, etc. Todas estas clasificaciones se basan en cuestiones arbitrarias o en el uso que podemos hacer de cada una de las distintas especies.

El antiespecismo es un movimiento que busca erradicar el especismo, por lo que va muy de la mano con el veganismo pero no es lo mismo. Una persona antiespecista debe ser vegana pero, una persona vegana, no necesariamente debe ser antiespecista, ya que no hace falta considerar que determinado animal no-humano es igual a una persona humana en cuanto a lo moral se refiere para no explotarlo.

En pocas palabras, mientras que el veganismo es elegir no financiar explotación animal, el antiespecismo es repudiar la misma. Una persona vegana puede optar por comer junto a gente que coma animales o secreciones de los mismos pero, una persona antiespecista, es altamente probable que elija no hacerlo para evitar formar parte de ese momento en el cual se valida el especismo.

En las secciones “Ética“, “Medioambiente” y “Salud” de esta página, se tratan a fondo los 3 grandes pilares del veganismo (aunque es necesario no olvidar que, verdaderamente, el veganismo tiene como ÚNICO foco a los animales, siendo el medioambiente y la salud de la gente dos cuestiones que se ven afectadas de forma favorable como consecuencia).

Ojalá disfrutes el contenido, que se da de forma gratuita y con el solo objetivo de promover el veganismo.

Por dudas o sugerencias, contactarse mediante el siguiente formulario:

    Nombre

    Duda y/o Sugerencia